Es un gráfico que permite visualizar un conjunto de datos mediante el uso de barras rectangulares, de longitudes proporcionales a los valores representados. Estas barras se ubican según la variable sobre la cual se están analizando. Su uso más común es la comparación entre valores.