Es la distancia vertical entre un punto situado sobre la superficie terrestre o la atmósfera y el nivel del mar.